Leon Czolgosz, matar al presidente

León Czolgosz, hijo de emigrantes polacos, nació en Detroit en 1873. Fue el cuarto de una familia de ocho hermanos. Su madre murió al nacer el último de sus hermanos, era lavandera; su padre pocero. En 1891 la familia se trasladó a Cleveland, Ohío. En esta ciudad León trabajo en una fábrica por 10 dólares mensuales. En 1893 se produjo una huelga en la fábrica, de la que posiblemente León fuera uno de sus instigadores, ya que volvió al trabajo poco después con el nombre falso de Fred C. Nieman.

En 1896 León empieza a relacionarse con grupos socialistas de Cleveland, pero pronto comienza a considerar a sus miembros ignorantes y carentes de visión y entusiasmo. Se marcha a Chicago donde ansiaba entrar en contacto con los anarquistas. En 1901 asiste a una conferencia de Emma Goldman en el Franklin Liberal Club, una organización radical de Cleveland. Durante el descanso, antes del debate Czolgosz se acerca a Emma Goldman y después de haber ojeado los panfletos y libros que estaban a la venta, le pide que le recomiende algo para leer, a lo que Goldman respondió indicándole una selección de libros donde esperaba que encontrase todo aquello que estaba buscando.

Retrato de Leon Frank Czolgosz. 1900

Tres meses después de este encuentro, justo el día que Emma Goldman estaba a punto de tomar un tren destino Rochester, mientras empaquetaba sus cosas, un joven, que decía llamarse Nieman, pide urgentemente verla. Cuando Emma vio al muchacho se dio cuenta de que era el joven que durante su conferencia le había pedido que le recomendara algún libro. Emma sólo pudo hablar con Nieman camino de la estación.

Durante esta breve conversación Nieman le confiesa su desilusión junto a los socialistas y su deseo de entrar en contacto con la comunidad anarquista. Al llegar a la estación donde aguardaban los amigos de Emma, que habían acudido a despedirla, ésta les pide que cuiden de Nieman y le presente a los compañeros.

Unas semanas después una noticia alarmante aparece en el periódico Free Society de Chicago, dirigido por compañeros anarquistas de Goldman. Una advertencia contra Nieman, donde se informaba de que se habían recibido noticias de Cleveland alertando de que Nieman había estado haciendo preguntas que levantaron sospechas y que estaba intentando introducirse en círculos anarquistas. Llegaron a la conclusión de que debía ser un espía.

Emma Goldman enfureció ante tal acusación, ya que le parecía basada en pruebas inconsistentes. Exigió pruebas más convincentes, pero no las tenían. Los únicos comentarios que le hicieron para justificar la noticia del periódico era que Nieman hablaba constantemente sobre actos de violencia. Debido a las protestas reiteradas de Goldman, los redactores del Free Society deciden incluir una retractación en el siguiente número.

Asesinato de William Mc Kinley

Nada se sabe de León, hasta que el 31 de agosto de 1901 se desplaza hasta Buffalo, donde toma una habitación en un hotel bajo el nombre de John Doe.

William McKinley – 1896

En estas fechas se celebraba en Buffalo la Exposición Pan-Americana, que agrupaba a expositores de América del Norte y del Sur, y el presidente de los EE.UU. William Mc Kinley, de 58 años de edad, se desplazaba a la zona para las fiestas de inauguración.

El presidente pronunció su gran discurso el día 5 de septiembre por la tarde, ante un auditorio de 50.000 personas. Como entonces no existían micrófonos ni altavoces, la primera calidad de un gran orador era poseer unos pulmones potentes. Durante el discurso el presidente anunció su cambio de opinión respecto a la política económica: “El aislamiento- dijo- ya no es posible, ni deseable”. Entre el público se encontraba un hombre de 28 años, delgado, pelo castaño, ojos azules, correctamente vestido con un traje gris rayado, corbata y sombrero: León Czolgosz. En el bolsillo derecho del pantalón llevaba un revolver Iver Jonson calibre 32, cuya culata estaba adornada con una cabeza de búho.

Última foto de McKinley

Al día siguiente, 6 de septiembre, se había previsto que el público desfilara por delante del presidente para estrechar la mano de éste. La puerta del Templo de la Música, edificio donde se iba a celebrar el saludo personal del presidente, se abrió a las cuatro de la tarde y quienes se habían congregado allí, caminaron entre dos filas de soldados. Czolgosz situado en la fila que se dirigía al encuentro del presidente, tenía el revolver sujeto por su mano derecha y envuelto en un pañuelo blanco. Cuando llegó su turno, tendió la mano izquierda al presidente, y antes de que éste se la estrechara sonaron dos tiros. El presidente se llevó la mano al pecho y cayó semidesvanecido sobre su secretario. León había disparado.

Mientras estrecha la mano en la exposición de Pan-American en Buffalo, New York, el Presidente William McKinley recibe dos disparos en el abdomen a distancia muy corta de un revolver calibre 32. Muere una semana después.

Tras los disparos un agente de policía se avanlazó sobre León, según periodistas y testigos presenciales, le metió los dedos en las cuencas de los ojos y estrelló salvajemente su cráneo contra el suelo. Inmediatamente fue detenido, y poco faltó para que fuera linchado por la multitud.

“He cumplido con mi deber. El presidente era enemigo de los buenos trabajadores. Recorría el país diciendo que la propiedad reinaba en todas partes. Es un embustero. Creo que no debemos tener dirigentes. Matarlos es justo. Soy anarquista. No creo en el matrimonio sino en el amor libre.”

El revolver de Leon Frank Czolgosz

El presidente de los EE.UU. muere el 14 de septiembre de 1901, debido a la ineptitud de los médicos quienes sólo fueron capaces de encontrar una de las dos balas que tenía alojadas en su cuerpo. La bala que no pudieron extraer quedó alojada detrás del estómago, causándole una gangrena fulminante. El presidente de los EE.UU. había muerto a manos de un anarquista.

Emma Goldman Supuesta Instigadora

Inmediatamente después de esta acción se señala directamente a Emma Goldman como instigadora del asesinato y comienza una campaña de detenciones y represión contra el movimiento anarquista. Emma Goldman fue detenida pero siempre se posicionó en defensa de Czolgosz. Emma siempre temió que Czolgosz condicionado por la acusación de espía y herido por ello en lo más íntimo de su honor, quizá, en su gran necesidad de probar que era sincero, que estaba al lado de los oprimidos, que no era un espía, cometió su acción de justicia.
El asesinato del presidente desató en los EE.UU. una ola de sed de sangre y venganza salvaje. Comienza la caza de anarquistas por todo el país. ¡Los anarquistas deben ser exterminados! ¡Deberían ser lanzados al mar; no hay lugar para los buitres bajo nuestra bandera!

Debido a la falta de pruebas e intereses del Jefe de policía, Emma es puesta en libertad, y se queda en Chicago donde intenta organizar un mitin para explicar la actitud de los anarquistas frente a Czolgosz y su Attentat. Sin embargo la policía impide la celebración del mitin. Frente a tal hecho Goldman decide dejar clara su postura en el Free Society.

León Czolgosz Torturado y Ejecutado

“León Czolgosz y otros hombres de su clase, lejos de ser depravadas criaturas de bajos instintos, son en realidad seres supersensibles incapaces de resistir las grandes presiones sociales. Esto les lleva a expresarse de forma violenta, incluso con el sacrificio de sus propias vidas, porque no pueden ser testigos indolentes de la miseria y el sufrimiento de su prójimo. Por tales actos se debe culpar a aquellos que son responsables de las injusticias y la inhumanidad que domina el mundo”

Foto de Leon Frank Czolgosz en su primer día de carcel

León Czolgosz fue brutalmente torturado. Cuando se presentó frente al Tribunal Supremo del estado de Nueva York era llevado a rastras por dos policías. Tenía la cabeza vendada y la cara hinchada.

Intentó declararse culpable, pero no se lo permitieron. El proceso duró 8 horas y 25 minutos. Los abogados designados de oficio se excusaron por asumir la defensa del asesino del Presidente. El veredicto fue pena de muerte.

Recorte periodístico

Emma Goldman presenció el juicio como público usando el nombre falso de Señorita Smith para que León pudiera identificar una cara amiga. Sin embargo, León, que se encontraba en nefasto estado físico y prácticamente ciego, ni siquiera pudo alcanzar a verla.

Fue ejecutado el 29 de octubre de 1901 en la silla eléctrica. El verdugo en pie con la mano en el conmutador, esperaba la señal. Mientras le sujetaban a la silla y cortaban una de las perneras del pantalón, León dijo:

“No lamento nada. He matado al presidente porque era un enemigo de la clase trabajadora.”

Secuencia de fotos de la ejecución de Leon Frank Czolgosz

León Czolgosz fue abandonado por sus compatriotas anarquistas, nadie de habla inglesa quería participar en mitin alguno para discutir el atentado de León. L@s únic@s que apoyaron a León Czolgosz fueron l@s anarquistas latin@s, italian@s, español@s y frances@s, ya que interpretaron su acto como resultado directo del imperialismo y la reacción creciente en América.

Redacción en puño y letra de la supuesta confesión de Leon Frank Czolgosz – I killed President McKinley because
I done my duty. I didn’t believe one man should have so much service and another man shoud have none. 6 de Septiembre de 1901

Videos:

Recreación a los pocos días de su ejecución

Fuentes:

http://www.alasbarricadas.org/ateneovirtual/index.php?title=Le%C3%B3n_Czolgosz

http://www.houshlaw.com/2011/06/people-of-the-state-of-new-york-v-leon-czolgosz-buffalo-1901-a-110th-anniversary/

http://es.wikipedia.org/wiki/Leon_Czolgosz

http://www.murderpedia.org/male.C/c/czolgosz-leon-frank-photos.htm

Personas mencionadas:

Leon Frank Czolgosz, Fred C. Nieman, Emma Goldman, William Mc Kinley, Señorita Smith.